Injerto capilar

Un injerto capilar es una intervención estética diseñada para devolver el cabello al paciente con problemas de alopecia. Aunque actualmente hay un gran abanico de métodos para combatir la alopecia, el único realmente efectivo para combatir la alopecia es el implante o injerto capilar.

Esta intervención está basada en la obtención de cabello del mismo paciente, proveniente de las áreas donantes. Este pelo se implanta posteriormente en las áreas alopécicas. Los resultados que se alcanzan se caracterizan por su gran naturalidad.

En definitiva, un injerto de pelo se define como la redistribución estética de la adecuada cantidad de unidades foliculares gracias a unas incisiones en el cuero cabelludo.

Esta técnica de cirugía:

  • Es poco invasiva
  • Es ambulatoria
  • No presenta contraindicaciones
  • Al ser cabello del mismo donante no tiene rechazo.

Etapas de la cirugía

El procedimiento consta de tres etapas claramente definidas.

  • Extracción de folículos pilosos procedentes del área donante. Este pelo a implantar se extrae de aquellas zonas no afectadas por la alopecia, como laterales o nuca.
  • Clasificación en unidades foliculares.
  • Colocación de unidades en área receptora.